Nuevo material de protección contra el COVID-19 para personal de la salud

Notas
compartí:

Investigadores de dos centros de investigación del CONICET en la ciudad de Mar del Plata están trabajando en el desarrollo y producción de elementos de protección para el personal de salud, el cual podría abastecer parte de la gran demanda que existe hoy por el Sars-Cov.2.

El proyecto llevado a cabo por miembros del Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA- CONICET, UNMDP) y del Instituto de Investigaciones Científicas y Tecnológicas en Electrónica (ICYTE- CONICET, UNMDP) es uno de los siete elegidos por el Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19, la convocatoria generada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, para fortalecer las capacidades de provincias y municipios.

Vera Álvarez, investigadora principal del CONICET e integrante del Consejo de Administración de la Fundación Argentina de Nanotecnología, es la directora del proyecto que tiene como objetivo optimizar el proceso de fabricación de un material de protección personal para abastecer las demandas de los trabajadores de la salud pública del Partido de General Pueyrredon, que alcanzan las 12000 personas según los últimos relevamientos realizados.

En el marco de la pandemia actual generada por el COVID-19, existe una enorme y urgente demanda de elementos de protección sanitaria, principalmente para personal médico de centros de salud. Su uso es altamente recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como estrategia clave para el control y la prevención de infecciones de contacto, por micro y macro-gotas o por aire, particularmente a través el uso de máscaras faciales.

Es por esto que el proyecto ganador liderado por la Dra. Álvarez prevé optimizar la fabricación de máscaras faciales y abastecer a 33 centros de atención primaria de salud del municipio (CAPS), al Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMA), al Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur (INAREPS), al Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), al Instituto Nacional de Epidemiología «Dr. Juan H. Jara» (INE), así como también a otros centros o entidades tales como el Hospital Interzonal General de Agudos «Dr. Oscar E. Alende» y el Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil “Don Victorio Tetamanti”, ambos dependientes del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. Además, proyectan poder ampliar la demanda a futuro.

Desde el principio de la pandemia, los investigadores, técnicos y becarios de ambos institutos se dieron a la tarea de recabar información sobre los requerimientos para la confección de elementos de protección personal. Inicialmente analizaron los posibles diseños de máscaras faciales para uso sanitario existentes en el mercado, evaluando distintos tipos de materiales, estructuras y posible capacidad de producción en relación a los recursos disponibles. A partir de allí, comenzó la producción de máscaras faciales impresas en 3D con los equipos de impresión de los talleres de Electrónica y Metalurgia del INTEMA, el grupo de Ingeniería de Interfases y Bioprocesos del mismo instituto, y el ICYTE.

Para optimizar el trabajo, se organizaron en diferentes comisiones, de acuerdo a las capacidades de sus integrantes y materiales disponibles. El aporte que busca realizar el equipo científico no se limita al material de protección para el personal de la salud. “Este proyecto abarca tanto aspectos tecnológicos como sociales. Y esto es muy importante para todos los que conforman el equipo de trabajo”, concluye la directora del proyecto Vera Álvarez.

Fuente: CCT Mar del Plata - CONICET


Más Noticias