Your address will show here +12 34 56 78

Textiles inteligentes para trajes de bomberos

Novedades
La empresa RASA Protect y el CONICET han desarrollado telas ignífugas basadas en fibras naturales y nanomateriales para hacer más liviana y resistente la ropa de los bomberos.

La empresa RASA Protect y el CONICET, con el aporte económico y el asesoramiento técnico de la Fundación Argentina de Nanotecnología, idearon un novedoso traje para bomberos, más liviano y funcional, a partir de la combinación de fibras naturales de origen animal y vegetal y semisintéticas con distintos tipos de nanomateriales, entre ellos, óxido de zinc, que implican para su elaboración una menor cantidad de capas de tela.

RASA Protect, empresa líder en la fabricación de indumentaria para las industrias minera, petroquímica e hidrocarburífera, se vinculó con el CONICET para avanzar en el desarrollo de textiles ignífugos, buscando hacer trajes más livianos y económicos. La Dra. Manuela Kim y el Dr. Eugenio Otal, de la Unidad de Investigación y Desarrollo Estratégico para la Defensa (UNIDEF - CONICET - CITEDEF) fueron los encargados de producir estas telas inteligentes que reemplazarán a los trajes convencionales más pesados, compuestos de una capa ignífuga, otra aislante térmica y otra de respirabilidad.

Este proyecto  generó el interés de la Junta de Bomberos de Chile, organismo que reúne a todos los cuerpos de bomberos de ese país y cada año licita entre 6 mil y 8 mil trajes de seguridad. Invitados por RASA Protect, el Director Nacional y Presidente Regional de la Junta Alberto Vázquez Gómez y el Jefe del Departamento Técnico Pablo Pizarro Rodríguez visitaron el CONICET para conocer la oferta y calidad de los trajes, donde destacaron las propiedades de descontaminación de los mismos y la posibilidad de abrir nuevos lazos comerciales entre ambos países.

Teniendo en cuenta que el mercado de indumentaria de seguridad para bomberos es complejo y variable, la estrategia empresarial de RASA ha sido articular con el sistema científico nacional a través del CONICET, aportando el conocimiento de sus expertos y la FAN, realizando los estudios de factibilidad técnica, para poder llevar al mercado estos trajes hechos con textiles inteligentes, a bases de fibras modificadas con nanotecnología.