Adox exporta equipos de microfluídica a Alemania

Notas
compartí:

La PyME, ubicada en Ituzaingó y fuertemente vinculada al sector científico nacional, concretó la venta de 5 equipos de laboratorio a uno de los centros de investigación más prestigiosos de Europa dedicado al estudio del cáncer.

La compra efectuada por la Fundación BioThera-Roland Mertelsmann de Alemania se trata de una incubadora de dióxido de carbono que cuenta con un sistema de microscopía, sensores de monitoreo automático de gases, temperatura y humedad, controlable a distancia, que puede ser empleada para realizar distintos tipos de ensayos en condiciones reguladas, entre ellos, el cultivo de células o microorganismos y reacciones químicas a escala micro. En este caso puntual, el equipo será utilizado para probar nuevos medicamentos contra el cáncer.

La venta de estos equipos a Alemania marcó un hito importante en los más de 20 años de historia de la empresa porque, si bien es una PyME que está habituada a exportar parte de su producción, es la primera vez que logra comercializar un producto relativamente novedoso, con un alto contenido de valor agregado y a un país desarrollado: “Esto nos permite ilusionarnos, confirma que podemos desarrollar tecnología y que estamos en condiciones de vender esa tecnología al mundo” afirmó Javier Viqueira, presidente de Adox, la primer y única empresa en el país en tener certificación de su Sistema de Gestión de la Innovación basado en la norma IRAM 50501.

Las ventajas de este equipo respecto a otros de características similares es que sus ensayos requieren menor cantidad de tiempo para ser llevados a cabo y son económicamente menos costosos: cuenta con un microscopio electrónico incorporado que permite generar imágenes de las muestras directamente dentro de la incubadora sin necesidad de tener que sacar y poner nuevamente aquello que se está estudiando y, de esa manera, perder la posición absoluta de la misma. También tiene la posibilidad de controlar de forma remota el movimiento de la cámara del microscopio a través de la red y generar imágenes en tiempo real, ya sea fotos o videos como referencia o archivo. Además, cuenta con un sistema de alertas programables que avisa por SMS o email cuando los parámetros ambientales salen de los límites predefinidos por el usuario.

El vínculo entre Adox S.A. y este centro de investigación alemán surgió a partir del contacto de un investigador argentino - el cual tiene un convenio de trabajo con dicho centro - que les propuso desarrollar un equipo específico necesario para su línea de investigación que no conseguía en el mercado. A partir de esa demanda, la empresa trabajó arduamente para alcanzar el objetivo y se encargó del diseño, desarrollo, armado y programación de la incubadora de dióxido de carbono. Esta primera venta, posibilitó que otra empresa alemana se interese en tener la representación de la marca para poder vender y distribuir los equipos a otros institutos y centros de investigación europeos.


Más Noticias