Your address will show here +12 34 56 78

Se realizó la sexta edición de Nanomercosur

Novedades
Alrededor de mil personas participaron del encuentro de nanotecnología más grande de la región

El Centro Cultural de la Ciencia, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación fue escenario de la sexta edición del encuentro Nanomercosur, que reunió a investigadores, tecnólogos, emprendedores, empresarios, funcionarios y estudiantes de toda la región.

En el primer panel del día, Alberto Chevalier de la empresa Ghion, expuso sobre la sinergia entre la industria y el sector académico en innovación nanotecnológica. En este sentido, se refirió a tres casos exitosos que muestran la importancia de esta vinculación. “Nos gusta mucho la asociación público privada”, afirmó, al tiempo que describió en detalle el proyecto NanoAR, “con el que desarrollamos nanoarcillas modificadas y productos innovadores a partir de arcillas nacionales”, que llevaron a cabo junto al INTEMA e YPF. “NanoAR es una muestra de éxito ya que empezó como un proyecto de investigación y terminó con un producto en el mercado”, sostuvo. Luego habló sobre NanoVET y BIOPOL, un proyecto para la obtención y el desarrollo de biopolímeros.

Gustavo Beliz, del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL), habló sobre la robotización y el futuro del trabajo.  “El hecho de que algunas tareas sean susceptibles de ser reemplazadas por máquinas, no significa que toda la ocupación será reemplazada”, sostuvo, y explicó que aproximadamente un 60% de las ocupaciones tienen por lo menos un 30% de actividades automatizables. En cuanto a la expectativa de impacto de la automatización y la fabricación digital, afirmó que el 72% de las empresas multinacionales consideran que habrá un proceso de relocalización, que se dará a través de la automatización.

Durante la conferencia plenaria de la primera jornada, el reconocido especialista Galo Soler Illia habló sobre el camino hacia el mercado de los materiales nanoporosos. En esta línea, se refirió a distintos proyectos que llevó a cabo utilizando este tipo de materiales y que demuestran que la ciencia básica es fundamental para el desarrollo productivo. También hubo exposiciones sobre los beneficios de la nanotecnología aplicada en fitosanitarios; cómo hacer crecer los negocios nanotecnológicos; la vinculación entre la FAN y las empresas nano, panel en el que se expusieron diversas experiencias de proyectos que recibieron el impulso de la Fundación; y la relación del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), con el de Tecnología Agropecuaria (INTA) en materia de innovación.

En paralelo se realizó Expo Nano, con stands donde más de 30 startups, empresas e instituciones, expusieron sus desarrollos y productos innovadores. Como la empresa Jenck, que brinda tecnología analítica innovadora para estudios a escala micrométrica, Nairotech, que produce tablas de snowboard con materiales termoplásticos, lo que las hace ‘customizables’, sustentables y reciclables, o la empresa Lipomize, que desarrolla tecnología liposomal para las industrias farmacéutica, cosmética y alimenticia. Asimismo, se realizó el taller titulado “Nanoescuela” y se brindó una clase de Nanomedicinas. Además, durante las tres jornadas de Nanomercosur, se realizó el Congreso de Investigación Aplicada y Desarrollo en Nanotecnología, en el que se exhibieron más de 55 trabajos en formato de póster.

La segunda jornada contó con la conferencia plenaria “Quo Vadis Nanotecnología”, que brindó Eugenio Otal del CITEDEF. El especialista contó brevemente el nacimiento de la disciplina y afirmó que en la actualidad “se plantean nuevas áreas donde la nanotecnología va a ser preponderante” como el almacenamiento de información y de energía, semiconductores, nanomedicina y nanotoxicología, entre otros. “La nanotecnología potencia otras revoluciones innovativas”, agregó. Luego se refirió a las ‘wearable technologies’ o la tecnología para vestir y contó que están trabajando con textiles para mejorar sus propiedades, “que sean autolimpiantes, hidrofóbicos, lipofóbicos y con aislación térmica”; con sensores y electrónica flexible, “incorporando circuitos electrónicos a la vestimenta”.

Además, Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y PyMEs del Ministerio de Producción, se refirió al rol del Estado para impulsar el emprededorismo, y habló sobre el Plan Argentina Emprende y la Ley de Emprendedores. “Tenemos puesta la mirada en la innovación social, en impulsar los proyectos de triple impacto”, afirmó.
En el panel “Estado emprendedor”, Héctor Otheguy de INVAP, Rodrigo de Loredo de ARSAT y Santiago Sacerdote de Y-Tec, contaron cómo el Estado juega un papel central para impulsar el desarrollo del conocimiento, tomando riesgos y apostando en temáticas donde las empresas no se animan a involucrarse.

En simultáneo, en el cuarto piso del Centro Cultural de la Ciencia, se llevaron a cabo las actividades paralelas Workshop de Nanotecnología en la Industria Textil, Taller de Introducción a la Nanotecnología,

La mañana del último día del encuentro comenzó con dos conferencias plenarias. El Dr. Roberto Williams, de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales habló sobre las Empresas de Base Tecnológica (EBT) en el país: “Aunque institucionalmente existen instrumentos para fomentar su creación, todavía es difícil encontrar esta cultura emprendedora al interior de los grupos de investigación”, reflexionó. A pesar de esto, Argentina cuenta con muchos casos exitosos, y Williams lo demostró al contar en detalle la experiencia de IONAR, GIE y el desarrollo y licenciamiento de una patente en el ámbito CONICET – Universidad Nacional del Litoral.

Posteriormente, Ernesto Calvo del INQUIMAE brindó una charla sobre la nanotecnología para el almacenamiento de energía renovable y la extracción de litio de salmueras naturales. “Si el almacenamiento de energía en baterías de litio puede facilitar la energía renovable, su extracción también debe ser sustentable”, afirmó al comenzar su exposición. Explicó, en esta línea, cuáles son los métodos actuales de extracción del litio de los salares y cómo funciona su proyecto electrolítico que evitaría la evaporización de agua utilizada en el proceso. “El litio tiene una enorme densidad de energía, por eso se posiciona como el elemento más propicio para almacenar energía en baterías”, explicó y expresó que este elemento será clave para la producción de autos a batería: “Vimos que las nanopartículas utilizadas significan mayor potencia pero también mayor capacidad”, agregó.

También participaron en la última jornada el Dr. Lucas Rizzo, que presentó la conferencia “Propiedad intelectual e incentivo a la innovación: apuntes para el sector nano” y el Dr. Alejandro Isunza de la empresa Nanocrón de México, con la ponencia “Un salto cuántico del laboratorio a la industria”, entre otros.

Durante el acto de cierre, se premió a aquellas personas e instituciones que acompañaron el trabajo de la Fundación Argentina de Nanotecnología durante este año. Lo recibieron Javier Amalvy, por su ayuda y acompañamiento constante; y a Alejandra Ross Beraldi y Rodrigo Medina del Instituto de Nanosistemas, por el entusiasmo puesto en el trabajo; además se entregó una mención especial a Eder Romero por su trabajo en el diseño del curso de Nanomedicinas del programa Nano U y a Javier Viqueira de ADOX por su contribución con las tareas de la FAN.

En este sentido, el Ing. Guillermo Venturuzzi, vicepresidente de la FAN, declaró: “Si la FAN tuviera que entregarle premios a todos los que colaboran no nos alcanzaría el tiempo, porque en realidad todas las actividades se desarrollan con muchas personas no remuneradas que nos acompañan a lo largo del país, por lo cual la FAN es mucho más grande de lo que parece”.

Esta nueva edición consolidó al encuentro Nanomercosur como el espacio de encuentro e interacción entre los principales referentes del sistema nanotecnológico argentino y de la región. Además, el evento contó con la presencia de una delegación brasileña, compuesta por representantes del Gobierno Federal de Brasil e importantes empresas nanotecnológicas. Durante tres jornadas participaron alrededor de mil personas, entre estudiantes y docentes secundarios y universitarios, investigadores, emprendedores, empresarios y funcionarios interesados en la temática.